Internacional
#NiUnaMenos

Energúmeno le destrozó la cara a mordiscones a su novia para que nadie la mire

Eso sin contar con el grave daño psicológico que le provocó el ataque.

Yeovil, en Inglaterra, un hombre fue arrestado y será encarcelado por dos años luego de desfigurarle la cara a su ex novia a mordiscos para que nadie más “volviera a mirarla”.



Hasta hace algún tiempo todo marchaba bien en la relación que mantenía Melody Moon, de 25 años, junto a su novio Jamie Mitchel de 27.



Comenzaron a salir en 2015, y si bien en los primeros meses todo iba bien, al poco tiempo, Melody empezó a darse cuenta de que su novio se comportaba como psicópata.



Según Daily Mail, Jamie sólo quería que la joven estuviera con él: no la dejaba salir a ningún lugar sola y hasta la acusaba de serle infiel, sin ningún argumento.

 




“Poco a poco Jamie se volvía más demandante. Allí supe que no podíamos continuar juntos”, comentó la joven.

 




Fue debido a esto que, Melody puso fin a su relación. Obviamente Jamie no estaba dispuesto a que todo terminara así, por lo que al poco tiempo la visitó para conversar el tema.



En aquella ocasión el hombre volvió a mostrar su agresividad, e incluso la empujó frente a varios transeúntes que pasaron por el lugar. Más tarde la amenazó a través de mensajes por celular y redes sociales.



Después de unos días Jamie se disculpó y logró convencer a Melody para que ella la acompañara hasta su hogar.



Una vez en la casa, Jamie golpeó fuertemente a la joven quien cayó al piso. Posteriormente, y totalmente fuera de si, la mordió en diferentes partes de su rostro y manos, para que así “nadie más se fijara en ella”.



Los gritos de Melody alertaron a los vecinos, quienes de inmediato llamaron a la policía. Pero cuando los efectivos ingresaron a la vivienda, el agresor ya había escapado.



Además de las heridas, la joven resultó con fracturas en su hueso orbital del ojo derecho, en su nariz y mentón. Eso sin contar con el grave daño psicológico que le provocó el ataque.

 




A las pocas horas Jamie fue capturado por la policía, y sentenciado por la justicia inglesa a dos años en prisión.

 




“No he estado en una relación desde entonces, y no me puedo imaginar estar junto a un chico en el corto tiempo”, precisó la joven, quien se recupera de las secuelas de el cruel ataque. 

Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre