Salta
#CríticaGastronómica

Rotisería Luly: empanadas medio pelo, sólo para zafar del hambre

Puntuación: 2 de 5 cubiertos. Nos quedaba de pasada y algunos nos habían dicho que las empanadas de este local eran ricas y baratas; pero no era así.

Cuando el gordo anda reventado del hambre por una zona medio desconocida, a veces toma malas decisiones, como cuando le pones 40 salsas diferentes a una paty o también, cuando vas a una fiesta de cumpleaños sin comer pensando que vas a tener un banquete esperándote y sólo hay tres puflitos. 





En este caso pedimos para llevar de una rotisería Luly que queda en la Pedro Pardo 389. La verdad tenían buena pinta, al horno y el precio de la docena era accesible, 70 pe. Por este precio no esperábamos una gran empanada, a no ser que sea frita, las expectativas eran bajas. El recado tenía carne molida y no estaban jugosas. La más ricas eran las de pollo. Lo único destacable de las empanadas era la masa, casera pero pesada; de hecho uno de los gordos dijo que parecía un bollo con recado.  





Más tarde nos dimos cuenta que la masa o la empanada estaban pesadas porque un dogor se sintió más pesado que los 100 kilos que lleva, y tuvo que armarse un acuso de coca y meterse un par de alikales para estar chala para la cena.








Por eso cuando te pique mucho el bagre tené cuidado a donde vas a comer, no tomes malas decisiones. 


Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre