Policiales
¿El que rompe paga?

Nenes malos: en R. de Lerma, el “chiste” de las patotas cuesta casi $100 mil por mes

Un grupo de vándalos causa destrozos en la vía pública todos los fines de semana. Los gastos por sus arreglos están por las nubes y salen del bolsillo de los ciudadanos.

Los números en cuanto a gastos por roturas indican que los vándalos le cuestan muy caro al municipio de Rosario de Lerma, y por ende, a los bolsillos de los vecinos. Según informó el medio Valle de Lerma Hoy,  después de un largo fin de semana se descubrieron daños en barrio el Huasco, donde inadaptados destrozaron el tablero principal de la plazoleta y se robaron las térmicas, además de reventar lámparas. La misma situación se dio cerca del complejo municipal, donde usaron un palo para romper instalaciones de alumbrado público, y con frecuencia el Parque Evita se queda sin luz gracias al trabajo de los dañinos.



Lamentablemente, cada fin de semana se contabilizan destrozos que superan los 20 mil pesos; en el caso de barrio San Jorge, el último recambio de 16 lámparas costó cerca de 40 mil. Haciendo una suma simple, se pierden casi cien mil pesos en hechos vandálicos al mes, lo que se torna difícil de cubrir en un contexto complicado para la administración municipal. Más que el mantenimiento por un deterioro normal, se termina invirtiendo como se puede en parchar los estragos de sujetos que no tienen nada mejor que hacer.



Al respecto, desde Obras Públicas pidieron a los vecinos que denuncien: “Nos duele mucho porque más allá del costo -que es importante- es una erogación que tiene que afrontar la municipalidad en perjuicio de los vecinos. Pedimos encarecidamente que cuando vean algo irregular lo denuncien inmediatamente a la policía para verificarlo en el momento; ya que estas situaciones perjudican a toda la sociedad. Nos llegan los reclamos y hacemos lo que podemos en la guardia”, indicaron.

Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre