Argentina
Te rompe el corazón

El triste presente de las familias de los tripulantes del ARA San Juan

Los testimonios de los familiares de los submarinistas, en esta nota.

"Voy todas las mañanas a las 10 para escuchar el parte diario. Vuelvo a mi casa a preparar al nene que va a la escuela al mediodía, lo dejo y vuelvo a la base de Mar del Plata. A las 5 salgo corriendo a retirar al nene del colegio y volvemos juntos a la base hasta las 11 de la noche". Así describe su rutina diaria Andrea Merelles, la esposa de Ricardo Gabriel Alfaro Rodríguez, suboficial segundo a cargo de la cocina del ARA San Juan y uno de los 44 tripulantes que estaba en el submarino que desapareció hace 5 meses, publica La Nación.

Tras 151 días sin rastros de la embarcación de la Armada Argentina, algunas de las familias permanecen a diario en la base de Mar del Plata, el lugar a donde debía volver el ARA San Juan.

Según pudo saber el medio citado, la presencia es constante y cada noche al menos dos familiares acampan en la Cámara de Oficiales, a donde llevan colchones o intentan dormir en sillones. 

"Yo soy una de las que duerme en la base desde el primer día. Después de que nos informaron de la implosión -cuando recién iban 8 días de búsqueda- ellos creyeron que cada uno se iba a ir a su casa y llorar solos. Nunca pensaron que iba a pasar lo que pasó. Yo estoy todo el día en la base con mi hijo. Nunca dejé de ir y, cuando puedo, me quedo a dormir", aseguró Merelles, y detalló: "Las que se quedaron el viernes a la noche, por ejemplo, se acostaron como a las 5 de la mañana. Otras veces nos quedamos hasta las 2 o 3 de la mañana hablando, tomamos mate, charlamos, nos contemos".

Una fuente de la cúpula de la Armada contó a La Nación que "durante el día, van a escuchar el parte y se quedan haciendo el acompañamiento. Son en promedio unas 10 personas. De estos, la mayoría está viviendo en el hotel. En total en el Antártida están viviendo 20 personas que son familias del interior de la provincia de Buenos Aires, Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy", detalló.

El funcionario también contó que "siempre hay dos suboficiales submarinistas del comando de la fuerza de submarino. Están 24 horas todos los días, se van turnando cada 6 horas para acompañar, estar con las familias y responder dudas que puedan surgir".

Ante la consulta de por qué siguen en forma continua en la Base, Merelles explicó: "Es para ejercer presión. Creemos que haciendo esto vamos a lograr que nos digan la verdad de lo que realmente pasó. No se imaginaron nunca que íbamos a hacer esto".

"Son días muy difíciles, sobre todo, porque no tenemos ninguna respuesta. A esta altura, ya creemos todo. Hasta que fueron los ingleses. Como me dijo mi esposo en la navegación de julio, que fueron perseguidos por un submarino nuclear", recordó la mujer.

Y concluyó: "Hace 5 meses que no almuerzo en mi casa con mis hijos. Tampoco cenamos juntos en casa. Todo lo hacemos en la base. No hay ni un domingo que lo pasemos juntos en familia como antes. Mi vida cambió porque, prácticamente, estamos todo el día en la base".

Te puede interesar
1Comentarios
  • P
    pirulo

    la muerte forma parte de la vida militar, el mar es la mejor tumba para un marinero de vocacion

    Ver más

    17/04/18
    0
    0
    Responder

Tu comentario

Nombre